El cantautor Pablo Milanés manifestó que se siente "avergonzado" e "indignado" por el maltrato a las "Damas de Blanco" en Cuba, y aseguró que no tiene "ningún compromiso a muerte" con los hermanos Castro.

"Cuando veo que unas señoras vestidas de blanco protestan en la calle y son maltratadas por hombres y mujeres, no puedo por menos que avergonzarme e indignarme, y de algún modo, aunque no estemos de acuerdo absolutamente, solidarizarme con ellas en su dolor", expresó Milanés en una carta abierta que publicó el martes el diario El Nuevo Herald.

Milanés vive en Cuba y es uno de los artistas más reconocidos de la isla en el mundo.

La carta abierta de Milanés — fechada en Miami el 29 de agosto y el diario publica completa — está dirigida al periodista y comentarista cubano Edmundo García, quien tiene un programa radial y criticó al artista por el concierto que ofreció el sábado en esta ciudad, donde reside la mayor comunidad de exiliados cubanos en Estados Unidos.

García conduce su programa radial junto al propietario de una de las empresas más importantes de viajes a Cuba.

Varios grupos anticastristas rechazaron la presencia de Milanés en Miami y pidieron la cancelación del concierto, el primero del cantautor cubano en el sur de la Florida. Las protestas, sin embargo, no fueron multitudinarias y el concierto se realizó sin hechos de violencia.

Las Damas de Blanco iniciaron sus marchas dominicales en La Habana después del arresto de 75 disidentes en el 2003, acusados de trabajar con el gobierno estadounidense para debilitar el sistema comunista cubano.

La mayoría de las mujeres son esposas o parientes de los detenidos que fueron puestos en libertad en el último año tras un acuerdo entre la iglesia Católica cubana y las autoridades de la isla en julio de 2010. La mayoría viajó a España.

En varias oportunidades en los últimos meses, grupos oficialistas abuchearon, insultaron y gritaron lemas progubernamentales a la pequeña comunidad disidente de la isla, en especial a las "Damas de Blanco".

La multitud oficialista suele gritar "gusanas" y "vendepatrias", "¡Viva la revolución!" y "¡Esta calle es de Fidel!" en lo que en la isla se llama "Acto de repudio". Las "Damas de Blanco", por lo general, se quedan en la calle, sin moverse, y son acompañadas a sus casas por agentes de seguridad.

En un artículo publicado en el sitio de la Internet progreso-semanal.com, García afirmó que "Pablo hace tiempo que tiene reservadas todas las críticas para la Revolución cubana y sus dirigentes; pero para Miami, desde donde tantos actos de terror se han fraguado y dirigido contra su patria y su pueblo, contra ese Miami, ni una crítica chiquitita".

Afirmó que "no lo toca ni con el pétalo de una rosa".

El comentarista criticó también las entrevistas que Milanés concedió a los diarios estadounidenses.

Milanés respondió en su carta: "soy yo el que me sirvo de esos periódicos para que difundan las entrevistas que en Cuba me están negadas y que sueño que aparezcan en el (diario oficialista) Granma y las lea todo el pueblo".

Dijo además que debido a sus 53 años de "militancia revolucionaria" se siente con derecho a manifestarse con libertad.

"Esa libertad implica que no tengo ningún compromiso a muerte con los dirigentes cubanos, a los que he admirado y respeto, pero no son Dioses, ni yo soy fanático cuando siento que puedo hacer un reproche y decir no, lo digo, sin miedo y sin reservas", dijo Milanés.

No es la primera vez que Milanés critica al gobierno comunista de la isla.

En una entrevista reciente con la AP, el cantautor cubano expresó esperanzas de que el gobierno de Raúl Castro amplíe las libertades en la isla y de que los cambios implementados por el gobierno de Raúl Castro lleven alivio a la población.

-----------

La periodista de la AP en La Habana Anne-Marie García contribuyó con esta información.

-----------

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon