No se conocían, pero al verse por primera vez compartieron una preocupación: sólo una pequeña porción de los venezolanos que viven en el exterior vota cuando hay comicios legislativos y presidenciales.

Un año después, los jóvenes de VotoDondeSea darán el primer paso para lograr su meta de que todos los venezolanos que viven afuera de su país sufraguen: el 10 de septiembre patrocinarán junto al Consulado de Venezuela en Miami una jornada de inscripción en el padrón electoral.

"Tenemos un único objetivo, y es que todos los venezolanos puedan votar", dijo a The Associated Press Carlos Herrera, uno de los fundadores del grupo que se conoció durante los comicios legislativos de septiembre del 2010 en el consulado de Miami.

Herrera, que tiene 30 años y trabaja a tiempo completo como encargado de finanzas de una empresa, explicó que el objetivo de su grupo es hacer operativos especiales de inscripción de votantes. Datos de la organización indican que unos 450.000 venezolanos que viven en el extranjero están en condiciones de sufragar y no figuran en los padrones.

El acuerdo de VotoDondeSea en Miami es el primero que logra con un consulado y fue sellado antes de que se conozca la fecha de las elecciones presidenciales de 2012.

"El objetivo no es que sea el único, sino el primero para demostrar que lo vamos a hacer bien", dijo Herrera en una entrevista.

"La intención es replicarlo y hacerlo muchas veces. Esa es la meta del 10 de septiembre", explicó.

El acuerdo se registró en momentos en que el Consulado de Venezuela en Miami es objeto de severas críticas por parte de grupos de exiliados que alegan que las autoridades transgreden las leyes de Estados Unidos al solicitar documentos migratorios estadounidenses a quienes desean inscribirse para votar.

Sin embargo, la ley electoral venezolana reformada en 2009 así lo establece.

Para corroborar ese estatus migratorio legal, el consulado de Venezuela les exige original y fotocopia del certificado de ciudadanía estadounidense, la residencia permanente o el pasaporte o una visa vigentes.

La AP intentó entrevistar a funcionarios del Consulado de Venezuela en Miami. El vicecónsul Jesús Blondel respondió un mensaje de correo electrónico diciendo que había entregado el pedido de entrevista a "la persona encargada, para que cuando pueda" y en "cuanto tenga la disponibilidad de tiempo" se comunique con la AP.

Nadie lo hizo en dos semanas.

Tampoco la encargada de prensa de la embajada venezolana en Washington, Marielva Alvarez, respondió a siete preguntas enviadas a través de un correo electrónico de la AP.

La cantidad de venezolanos en Estados Unidos pasó de 91.500 en el 2000 a 215.000 en el 2010, según el Censo de 2010. La mayoría de ellos vive en la Florida, en el sudeste del país.

No todos ellos, sin embargo, están en condiciones de sufragar. Para poder inscribirse en los padrones deben tener 18 años o más, y permanecer en Estados Unidos con un estatus legal.

En los comicios presidenciales del 2006, Chávez consiguió el 4,5% de los votos de venezolanos que sufragaron en Estados Unidos, y el candidato opositor Manuel Rosales el 95,4%. La abstención fue del 39%, de acuerdo con estadísticas del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE)

VotoDondeSea estima que en todo el extranjero existen unos 500.000 venezolanos en condiciones de votar, aunque sólo están registrados 57.000 en los padrones.

Estados Unidos es el país que tiene la comunidad venezolana más numerosa en el extranjero, seguido por España y Colombia, según estadísticas extraoficiales.

"Esas 450.000 personas (no inscritas) representan uno de los estados más grandes de Venezuela si estuvieran votando dentro de Venezuela", destacó Herrera para fundamentar la importancia del voto de sus compatriotas que viven fuera de su país.

"El porcentaje del que estamos hablando es significativo y el clima político de hoy en Venezuela dice que si las elecciones fueran hoy se decidirían por un margen muy pequeñito... Por eso es tan importante que la gente vaya y vote", explicó.

En su mayoría, los venezolanos que viven en Estados Unidos pertenecen a la clase media o media alta, son familias de empresarios o profesionales que llegaron después de que el presidente Hugo Chávez asumió en el poder, a comienzos de 1999.

En los comicios presidenciales de diciembre del 2006 votaron en Estados Unidos 15.800 venezolanos, las tres cuartas partes de ellos en el consulado de Miami, cuya jurisdicción abarca los estados de Florida, Georgia y Carolina del Norte y del Sur.

De los 10.800 venezolanos que votaron en el sur de la Florida, el 98% lo hizo por el candidato opositor Manuel Rosales, y un 2% por Chávez. El 34% de los votantes registrados se abstuvo de votar, según el CNE.

Ariel Armony, director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Miami, explicó a la AP en entrevista telefónica que aunque en Miami vive una población venezolana "en general muy crítica del gobierno de Chávez, hay un alto nivel de apatía y falta de participación organizada" en las elecciones.

Destacó la importancia que tendría una participación numerosa de los venezolanos en el exterior en los resultados de los comicios del 2012, en los que Chávez ya anunció que se postulará nuevamente para permanecer en el poder.

La oposición, por su parte, escogerá a su candidato en elecciones abiertas en febrero del 2012.

"Hay una oportunidad interesante para ver un nuevo rol de los venezolanos que viven en el exterior, teniendo un peso que puede ser relevante en el resultado final de las elecciones", manifestó. "Estamos hablando de números que son importantes", sostuvo.

El experto dijo que lo interesante de la iniciativa de los jóvenes es el trabajo junto a las autoridades consulares, porque "está forzando al sistema electoral a tener que adquirir niveles mucho más altos de transparencia".

Para Gilda Sollami, una joven de 21 años que junto con Herrera es parte de los 10 fundadores de VotoDondeSea, afirmó que "la relación con el consulado es crucial... Es el ente que te representa aquí, el que está autorizado para hacer el registro electoral, el que procesa todo. Por lo tanto tienes que llegarles a ellos de una forma bien pacífica".

La joven. que llegó a Miami hace cuatro años para estudiar economía, dijo que espera inscribirse una vez más en el registro electoral en la jornada de septiembre. Aunque ya lo hizo tres veces antes, aún no aparece en el padrón de votantes.

Si hay algo que los jóvenes de VotoDondeSea quieren, es dejar en claro que no están alineados políticamente con nadie. Aseguran que no reciben dinero de ningún partido político, trabajan como voluntarios y se financian con pequeñas donaciones de sus miembros que les permiten pagar pancartas, y tarjetas de presentación de la organización.

La fundación no tiene una sede física. Sus miembros — poco más de una veintena — se reúnen en bares, restaurantes o universidades, y utilizan las redes sociales y los recursos de comunicación de la Internet para comunicarse.

"El principio que más recalcamos es que somos totalmente apartidistas", "Simplemente somos una organización sin fines de lucro que luchamos por los venezolanos y su derecho al voto", sostuvo Sollami.

--------

En internet:

www.votodondesea.com

--------

La periodista de la AP en Caracas Fabiola Sánchez contribuyó con esta información.

--------

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon