La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó al gobierno federal establecer medidas de protección para los familiares de Humberto Millán Salazar, periodista y director de un diario digital asesinado la semana pasada en el noroeste de México.

La CNDH informó el martes en un comunicado que la petición fue hecha a la Secretaría de Gobernación para que tome las medidas que eviten cualquier agresión contra los familiares del director del diario "A-Discusión" de Sinaloa y que según el organismo han recibido amenazas y temen por su vida.

Millán, de 53 años, fue plagiado el 24 de agosto por hombres armados y un día después las autoridades localizaron su cadáver en las afueras de Culiacán, capital del estado norteño de Sinaloa.

Fue asesinado de un disparo en el rostro.

"Ahora sus familiares han recibido amenazas y temen por su seguridad", afirmó la CNDH, que mantiene abierta una investigación propia sobre el crimen del periodista.

Hasta el momento no se ha determinado el motivo del asesinato ni la identidad de los agresores.

La prensa ha padecido un incremento en las agresiones en su contra y varios periodistas han sido asesinados. En algunos casos se ha responsabilizado al crimen organizado.

La CNDH tiene contabilizados 72 asesinatos de periodistas desde el año 2000, incluido Millán, aunque otras organizaciones como el Comité para la Protección de Periodistas consideran que la cifra es menor.

Las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos han calificado a México como el país más peligroso para ejercer el periodismo en el continente.