El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva dijo el martes que quiere que las empresas brasileñas se asocien con sus pares de Bolivia y así generar más fuentes de empleo.

"No quiero empresas brasileñas que vengan y compren empresas bolivianas, sino que se asocien para generar más fuentes de empleo", dijo Lula en su participación de un foro de empresarios en la región oriental de Santa Cruz.

Agregó que las empresas brasileñas "no deben escatimar esfuerzos gestionando ante el gobierno y a la embajada brasileña para que los proyectos se desarrollen", según un comunicado de prensa de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO).

Lula llegó el lunes a Santa Cruz y se reunió con el presidente Evo Morales y participaron de un encuentro con líderes sindicales jóvenes.

El ex mandatario brasileño coincide con el estreno de una película brasileña que trata sobre su vida, "Lula o filho do Brasil (Lula, el hijo de Brasil)", dirigida por Fábio Barreto, aunque el ex mandatario no tenía previsto participar de la presentación del filme.

Además la visita casualmente tiene lugar cuando el gobierno de Morales afronta protestas de los indígenas de la amazonia boliviana que se oponen a una carretera que tiene financiamiento brasileño aprobado por Lula cuando ocupaba la presidencia de su país.

Lula al terminar su participación en el foro con los empresarios privados bolivianos viajó a Costa Rica.