Los jugadores de la selección española Víctor Sada (i), Serge Ibaka (2d) y Pau Gasol (d) aplauden al público tras su victoria frente a Australia por 97-58 durante el último partido de preparación del Campeonato de Europa de Baloncesto el pasado viernes. EFE