La alianza de Gobierno en Panamá, en crisis por diferencias en materia electoral, se mantendrá aunque bajo "nuevas reglas" que incluyen la decisión de los dos partidos que la integran de ir con candidatos propios a las Presidenciales de 2014, aseguraron hoy portavoces partidistas.

La llamada "Alianza por el cambio" fue conformada en el marco de las elecciones de 2009 por los partidos Cambio Democrático (CD), del gobernante panameño, Ricardo Martinelli, y el Partido Panameñista, del vicepresidente y canciller, Juan Carlos Varela.

El diputado panameñista José Blandón afirmó este martes que la alianza se mantendrá aunque deberá definir nuevas normas de convivencia, según se planteó en una larga reunión celebrada el lunes con la participación de Martinelli, Varela y él mismo, entre otros dirigentes políticos.

Esa "redefinición" de las "reglas de juego" se analizará en una reunión de las bancadas legislativas de ambos partidos la próxima semana, dijo el parlamentario a los medios locales.

Las fricciones internas de la alianza han salido a luz en los últimos meses a raíz de la propuesta de Martinelli de instaurar la segunda vuelta electoral en el país a través de una ley ordinaria, mientras el panameñismo dice que debe ser mediante una reforma constitucional.

La crisis llegó a su punto más álgido cuando Martinelli y Varela anunciaron que sus partidos competirán con aspirantes propios en las presidenciales de 2014, lo que echó por tierra el acuerdo de que sería el actual vicepresidente panameño y líder del panameñismo el candidato presidencial de la alianza en esos comicios.

Blandón sostuvo este martes en una entrevista con la televisión local que su partido competirá con un candidato propio a las presidenciales, aunque insistió que ese tema debe discutirse más adelante.

Por ahora, la alianza se debe enfocar en "cumplir" las promesas de campaña y "trabajar" para resolver los problemas de los panameños y así se le hizo saber a Martinelli en la reunión del lunes, aseveró Blandón.

El presidente panameño afirmó el lunes que su partido tendrá un candidato presidencial propio en 2014, aunque no descartó mantener la "alianza" con el panameñismo "o con cualquier otro" grupo político y presentar un aspirante conjunto elegido en unas "interpartidarias".

"Si no vamos en una alianza, lógicamente cada partido tendrá que ir con su propio buey", añadió el gobernante y multimillonario, propietario de la mayor cadena de supermercados del país.