Con tres lanzamientos ganadores y una mejor marca de 68,97 metros, el alemán Robert Harting revalidó su título de campeón mundial de disco con dos metros de ventaja sobre el estonio Gerd Kanter (66,95).

La final se presentaba más abierta que nunca. La avanzada edad de los "clásicos" (Virgilijus Alekna tiene ya 39) y la eliminación del líder mundial del año, el húngaro Zoltan Kovago, en la calificación abrían las puertas del podio a contendientes inéditos.

A la hora de la verdad, el defensor del título, Robert Harting, no dejó la menor opción a sus rivales. Rompió el concurso en su primer tiro (68,49) y volvió a rebasar dos veces los 68.

La plata también quedó adjudicada desde el segundo turno, cuando Kanter lanzó 66,95. El tercero, el iraní Ehsan Hadadi, se quedó muy atrás, con 66,08.

Alekna, dos veces campeón mundial y otras tantas olímpico, quería también entrar en la estadística como el medallista de más edad en campeonatos del mundo pero sólo pudo ser sexto con 64,09.

El polaco Piotr Malachowski, actual subcampeón mundial y olímpico, terminó aún más atrás, noveno con 63,37, y el español Mario Pestano, quinto en la lista mundial del año, perdió su enésima oportunidad de subir al podio, en su quinta final consecutiva.