La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció hoy al menos 28 detenciones de opositores en las últimas cinco semanas en varias provincias del este de la isla y "acciones de represión política".

El portavoz de la Comisión, Elizardo Sánchez, denunció en un comunicado que el pasado domingo 28 se produjo una de esas acciones en la vivienda del opositor Marino Antomachit, en la localidad de Palma Soriano (provincia de Santiago de Cuba), donde se efectuaba una vigilia en protesta por "diversos actos de brutalidad policial".

Según Sánchez, "tropas antimotines del ministerio del Interior dotadas de toda la parafernalia propia de tales estructuras represivas, maltrataron a unas 30 personas allí congregadas y causaron destrucción de varios colchones, serios daños al mobiliario y ocupación de un ordenador, cámaras fotográficas, celulares, literatura y otros medios de trabajo".

"Desde el viernes está esa atmósfera y aún quedan 28 disidentes bajo detención y se sigue desconociendo su paradero", dijo Sánchez a Efe.

Asimismo opinó que lo ocurrido en Palma Soriano ha ido "in crescendo" en el número de protestantes y en la "intensidad de la represión".

"Fue un verdadero acto de vandalismo", subrayó.

Sánchez consideró que "la medida es bastante drástica", responsabilizó al Gobierno del general Raúl Castro por esos hechos y manifestó que su denuncia tiene el propósito de "buscar apoyo de la comunidad y organizaciones internacionales".