Un panel consultivo aprobó nuevos límites pesqueros para las aguas alrededor de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, cuyo fin es proteger más de 100 especies.

El plan recibió apoyo unánime del Consejo Caribeño de Administración de Pesca, un órgano regional para los dos territorios estadounidenses. Las regulaciones aún requieren la aprobación del Departamento de Comercio de Estados Unidos para entrar en vigor.

El Grupo Pew del Medio Ambiente señaló que el plan ayudará a restaurar un ecosistema balanceado y a evitar el exceso de pesca de langosta, pez ángel de arrecife y otras especies.

El comunicado de Pew dijo el martes que los límites de pesca recién aprobados pueden ser ajustados conforme cambien las condiciones.