El Consejo de Seguridad de la ONU amplió hoy por un año más el mandato de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL) en una resolución adoptada por unanimidad en la que condenó enérgicamente los atentados perpetrados contra los "cascos azules" que componen la misión.

Los quince miembros del máximo órgano internacional de seguridad votaron a favor de un texto que extiende hasta el 31 de agosto de 2012 el mandato de los "cascos azules" que operan por mantener la paz y la seguridad en el sur del Líbano, tal y como habían solicitado las autoridades libanesas.

En la resolución, que destaca que la situación en el Líbano sigue constituyendo "una amenaza para la paz y la seguridad internacionales", se destaca "el positivo papel" que juega la FINUL junto a las Fuerzas Armadas del Líbano y se pide que se amplíe la "colaboración" entre ambas fuerzas.

Además, condena "en los términos más enérgicos todos los ataques terroristas contra la FINUL", en especial los de los pasados 27 de mayo y 26 de julio.

La FINUL ha sido objeto de cinco ataques directos desde que el Consejo de Seguridad adoptara la resolución 1.701 tras la guerra de 2006 entre Israel y el Líbano, un texto que elevó el número de "cascos azules" que operan en el sur del país a unos 12.000.

En el último ataque, el del pasado julio, cinco "cascos azules" resultaron heridos cuando se atacó el convoy en el que viajaban cerca de la localidad de Sidón.

El Consejo de Seguridad también instó en su resolución de este martes a todas las partes del conflicto en Oriente Medio a que cumplan "escrupulosamente su obligación de respetar la seguridad del personal de la misión y de otras entidades de la ONU y que velen por la libertad de circulación de la FINUL".

Asimismo, pidió una vez más que se respete la integridad de la "línea azul", la demarcación entre Israel y el Líbano trazada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y que ha sido escenario de varios enfrentamientos en los últimos años.

También pidió al Gobierno de Israel que "acelere la retirada de su Ejército de la parte septentrional de Al Gayar sin más demora en coordinación con la FINUL, que ha mantenido contactos activamente con Israel y el Líbano para facilitar esa retirada", según el texto de la resolución.

La misión de la ONU está dirigida desde 2010 por el general español Alberto Asarta y cuenta con más de 12.000 efectivos de 29 países en el sur del Líbano para vigilar el cese de las hostilidades, apoyar a las Fuerzas Armadas Libanesas y asistir en la distribución de ayuda humanitaria a la población civil.

La FINUL fue creada el 19 de marzo de 1978 para confirmar la retirada israelí del sur del Líbano, ayudar al Gobierno libanés a extender su autoridad efectiva en esa zona y restablecer la paz y la seguridad interior.