La descalificación del vallista cubano Dayron Robles en la final de la prueba de 110 metros del Campeonato Mundial de Atletismo, en Daegu (Corea del Sur), fue recibida hoy con "incredulidad" en medios deportivos y de la afición en Cuba.

Robles, campeón olímpico, que había ganado la final mundialista de 110 metros vallas con un tiempo de 13.14, fue descalificado de acuerdo con la regla 163.2 por obstruir al chino Liu Xiang en la última etapa de la carrera disputada este lunes en Daegu.

Como una "jornada de alegría y tristeza" calificó el sitio digital "Jit", editado por el Instituto Nacional de Deportes (INDER) de la isla.

La publicación reconoce que "un encontronazo en la gran final con el chino Liu Xiang, campeón olímpico de Atenas, entristeció a los seguidores del guantanamero (Robles es oriundo de la provincia oriental de Guantánamo).

El primer recordista cubano en la modalidad después de 1959, Lázaro Betancourt, opinó que lo ocurrido en la pista al final de la carrera que protagonizaron Robles y Xiang "sucede cuando dos corredores luchan por el triunfo aunque los movimientos técnicos sean perfectos".

Según Betancourt, autor de varios libros, en la carrera se origina "un movimiento involuntario del brazo contrario a la pierna de ataque a la valla al frente y hacia abajo o hacia al lado".

Además consideró "justo" reconocer que el recordista mundial y campeón olímpico cubano "no tenía el nivel que ha presentado en otros eventos de esa magnitud y su registro en la carrera así lo indica".

El periódico oficial "Granma", en su edición en Internet, dijo que el cubano Robles quedó descalificado por el Jurado del Campeonato Mundial al "rozar" con su mano derecha al chino Liu Xiang.

La delegación china presentó una reclamación y el Jurado de Apelación resolvió a su favor.

La medalla de oro pasó a manos del estadounidense Jason Richardson (13.16), la de plata para Xiang (13.27) y la de bronce para el británico Andrew Turner (13.44).

La delegación de Cuba presentó un recurso de apelación tras la descalificación de Robles, pero fue desestimado por el Jurado de Apelación de los Mundiales de Atletismo del Campeonato.

"Juventud Rebelde", el otro diario oficial de circulación nacional en la isla, también calificó de "roce" lo sucedido en Daegu entre ambos corredores.

Yunier González, un joven aficionado admirador de Robles, dijo a Efe que le pareció "increíble" que a Dayron Robles, campeón olímpico y recordista mundial en los 110 metros con vallas, "le sucediera algo así cuando había conseguido el único título que le faltaba".

Yamilé Arteaga dijo que "no me siento convencida, aunque he visto más de una vez el vídeo de la carrera, creo que pudo ser un movimiento involuntario y que Dayron y el chino corrían demasiado cerca".

Asimismo, un comentarista de la televisión local lamentó el hecho que a su juicio "ha opacado" la inesperada medalla de plata conseguida por el pertiguista isleño Lázaro Borges, quien logró medalla de plata al alzarse 5,90 metros sobre el listón.