Panamá busca establecer un fondo de ahorros con aportes de Canal de Panamá y aprovechar los beneficios de la expansión de la vía interoceánica a partir del 2014.

La idea es que este país, que no tiene un banco central y que se ha manejado históricamente con el dólar estadounidense como moneda de circulación legal, cuente con un ahorro para inversión y responder a momentos de crisis económica, planteó el martes el ministro de Economía, Alberto Vallarino.

Prometió someter la propuesta a una amplia consulta para luego presentarla ante la Asamblea Nacional durante el primer semestre del 2012.

El plan apunta a destinar al fondo un porcentaje de los aportes del canal que van a las arcas del Estado cada año por el cobro de peajes y otros servicios que presta la vía marítima y que según proyecciones de las autoridades alcanzarían unos 800 millones de dólares este año.

"Contar con estos recursos (del canal) es una oportunidad que se presenta pocas veces en la historia de un país", dijo a la prensa el ministro, agregando que se hacen consultas sobre el tema con el Fondo Monetario Internacional.

Este año una tercera parte de las inversiones públicas que impulsa el gobierno por 3.000 millones de dólares recibe inyección de dineros del canal, según el ministro.

La mayoría de los aportes canaleros van a la cuenta general del Estado actualmente.

La propuesta surge en momentos en que se adelanta el multimillonario proyecto de ampliación del canal, que de acuerdo con las autoridades duplicará la capacidad de operación de la vía e incrementaría los aportes al Estado. La expansión debe estar lista en tres años.

La idea es que el fondo comience a alimentarse de los recursos del canal a partir de la expansión.

Vallarino explicó que el fondo de ahorros se utilizaría como "mecanismo de estabilización macro-fiscal ante eventos anticíclicos", como la crisis financiera mundial del 2008-09; amortizar la deuda externa, enfrentar el déficit actuarial en la estatal Caja de Seguro Social y atender "emergencias" derivadas de desastres naturales.

Sería "un fondo de ahorros y de respaldo muy puntual... una ventanilla de liquidez", señaló. "La idea es que cuando estos eventos (crisis) se produzcan no disparen el déficit".

El ministro mencionó que este tipo de ahorros operan en otros países como Chile que lo inyectan con recursos de su industria del cobre y otros que lo hacen con reservas del petróleo o de la actividad del comercio.

Vallarino propone que el fondo sea administrado por un ente autónomo.