El Gobierno brasileño enviará un delegado a la reunión del próximo jueves en París, convocada por el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, para discutir la crisis política en Libia, informó hoy la estatal Agencia Brasil.

La decisión para participar como país invitado del llamado "Grupo de Contacto" fue tomada después de una reunión este lunes entre la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y el canciller, Antonio Patriota, según detalló la información.

China e India también fueron invitados para participar de la cita, que reunirá representantes de los 40 países que apoyan el movimiento y cuyo objetivo principal será el de discutir sobre cómo será la reconstrucción de Libia.

No obstante, Brasil no ha definido quién será su representante, pero el nombre que más se menciona es el del embajador en Egipto, Cesário Melantonio Neto, quien ya coordinó operaciones con la oposición libia para la salida de ciudadanos brasileños que estaban en ese país.

En otro frente sobre la crisis en el país norteafricano, el Consejo de Seguridad de la ONU se prepara para analizar mañana las ideas iniciales que baraja el secretario general, Ban Ki-moon, para que el organismo internacional tenga presencia en Libia una vez que se afiance en el poder el Consejo Nacional de Transición (CNT).