Muchas empresas automotrices de Japón reportaron el martes escasa producción de vehículos y bajas cifras de ventas en el mes de julio.

Los resultados destacan los males por los que atraviesa la industria en momentos en que enfrenta un fuerte yen, una economía mundial en estado precario y la recuperación del terremoto y el maremoto que afectaron a Japón el 11 de marzo.

La producción mundial de la empresa Toyota Motor Corp. descendió 6,1% con respecto a un año previo a 594,614 vehículos. Las ventas en el Japón bajaron en más del 35% y las exportaciones declinaron en 5%.

Honda Motor Co. y Mazda Motor Corp. ambos reportaron descensos de dobles dígitos en la producción mundial.

Por el contrario, Nissan Motor Co, el fabricantes de automóviles con sede en Yokohama registró un aumento de su producción del 18% a nivel mundial en julio y un alza de sus ventas a nivel mundial del 8%.