La actriz estadounidense Angelina Jolie descartó que tenga pensado casarse ni que vaya a volver a adoptar, según explica en una entrevista publicada en el próximo número de la revista Vanity Fair, de la que hoy se han avanzado extractos.

"No estoy embarazada. No voy a adoptar de momento", asegura la intérprete, según recoge la edición digital de la revista People. Jolie aprovechó la ocasión para negar que vaya a celebrar "una boda secreta" próximamente con su marido, el actor Brad Pitt.

Jolie, que comenzó su relación con Pitt en 2005, dio a luz a los mellizos Vivienne y Knox en julio de 2008 en una clínica de Niza (Francia), y tiene otra hija biológica con el actor, Shiloh Nouvel Jolie-Pitt, nacida en 2006 en Namibia.

Además tienen otros tres niños adoptados: Maddox, de Camboya; Zahara, de Etiopía, y Pax, de Vietnam.

Ahora mismo Jolie está inmersa en su próxima película, "In the Land of Blood and Honey", filme que ella misma ha escrito y dirigido.

La redacción del guión tuvo lugar encerrada en su propia habitación mientras combatía una gripe que la mantuvo aislada de su propia familia durante dos días enteros.

"Estaba en el ático de una casa en Francia. Completamente a solas. No veo la televisión y no estaba leyendo nada. Así que comencé a escribir. Y lo hice desde el principio hasta el final del guión", explicó la intérprete.

Jolie comentó que Pitt ha sido un gran apoyo para ella a lo largo de todo el proyecto y que no ha dudado en hacerle llegar su opinión sobre el guión y de comentar con ella sus decisiones creativas.

"Como cualquier mujer, presté atención a la mayor parte de las cosas que me dijo y luché por otras", apuntó. "Es difícil separar a la persona que amas del crítico, así que no considero que él sea un juez justo", añadió.

Eso sí, su marido considera que a partir de ahora sus exigencias como actriz van a ser mayores una vez que Jolie ha estado al otro lado de la cámara.

"Brad cree que voy a ser una pesadilla", afirmó. "Tuve una experiencia tan buena que cree que a partir de ahora voy a ser impaciente con los directores, aunque ya lo era", concluyó.