El abridor Cole Hamels volvió al montículo con los Filis de Filadelfia para lanzar pelota dominante en el partido que vencieron por 3-2 a los Rojos de Cincinnati.

El jardinero central Shane Victorino, que tenía una mala racha de 0-11 con el bate, pegó jonrón de dos carreras en la parte alta de la octava entrada para romper el empate en la pizarra.

Victorino pegó su décimo quinto jonrón de la temporada contra el abridor derecho Homer Bailey (7-6), que iba a cargar con la derrota, y permitió a los Filis ponerse con marca de 4-1 en las series contra los Rojos en lo que va de temporada.

Hamels se iba a quedar sin decisión, pero lanzó pelota de sólo dos imparables permitidos, incluido una pelota elevada que no fue bien jugada por la defensa de los Filis, en seis entradas que estuvo en el montículo, para no dar bases por bolas y abanicar a siete bateadores.

El relevista dominicano Antonio Bastardo (6-0) se quedó con el triunfo al sacar los tres "outs" del séptimo episodio y el cerrador Ryan Madson cedió un hit, pero supo encontrar el camino de asegurar la victoria para llegar al vigésimo cuarto rescate en 26 oportunidades.

Los Filis (84-46) rompieron una racha de dos derrotas consecutivas después de haber estado también dos días sin jugar por los efectos del huracán Irene y ahora al equipo de Filadelfia le quedan nada menos que 33 partidos por jugar en 31 días.

Los líderes de la División Este de la Liga Nacional y con la mejor marca de las Mayores, tienen seis juegos y medio de ventaja sobre los Bravos de Atlanta (79-54), que disfrutaron de jornada de descanso.

Hamels, que no lanzaba desde el pasado 12 de agosto, tras sufrir una inflamación en el hombro izquierdo, confirmó que está completamente recuperado y listo para la recta final de la temporada regular, además de seguir con marca perfecta de 8-0 en los enfrentamientos contra los Rojos, que están ya eliminados de la fase final.