Edwin Rodríguez, un niñito que pasó más de un mes en un hospital de Denver tras caer en el arroyo Butcherknife en junio, sonríe alegre mientras camina por la sala de estar de la casa de sus padres y se entretiene con juguetes.

Edwin, quien hoy tiene casi 16 meses, fue dado de alta el 7 de julio en el Hospital de Niños (Children's Hospital), al que había sido admitido el 4 de junio en estado muy grave.

Sus padres, Deyanira Herrera Rodríguez y Lucrecio "Rodrigo" Rodríguez, respondieron preguntas a través de un hermano de la mujer, Tony Herrera, quien hizo de intérprete.

La madre dijo que Edwin estaba yendo a sesiones de terapia física y ocupacional en Steamboat y que el mes que viene comenzará a trabajar con una terapeuta del lenguaje. Indicó que tiene un examen en el Hospital de Niños el 29 de agosto, pero que todo parece haber vuelto a la normalidad.

"Le va muy bien, muy bien", expresó Herrera. "Es el mismo de siempre. Está haciendo las mismas cosas que hacía antes".

Herrera, quien tiene 19 años, dijo que ella y Rodrigo, de 24, son oriundos de México. Que Rodrigo vive en Steamboat desde hace cinco años y ella llegó hace tres. Edwin, el primer hijo de ambos, nació en Steamboat.

La pareja afirma que todavía no sabe exactamente qué sucedió el 4 de junio, pero que fue un accidente.

Agentes del departamento de policía de Steamboat Springs creen que Edwin se fue del departamento en un condominio de la Calle 6 donde el matrimonio visitaba a los abuelos de Herrera. Y que poco después se cayó en el arroyo.

El abuelo lo encontró allí, detrás del restaurante de comida mexicana Río Grande, a unos 120 metros (400 pies) de la casa. El agua lo había arrastrado. Un residente de Steamboat, Denton Turner, que pasaba por allí, le hizo maniobras de resucitación cardio-pulmonar mientras llegaba el personal de emergencia. Edwin fue trasladado al Centro Médico de Yampa Valley y de allí lo llevaron por aire a Denver.

Después del incidente, varios restaurantes comenzaron a aceptar donaciones para ayudar a cubrir los gastos médicos de Edwin. Rex Brice, dueño de varios restaurantes en Steamboat --incluidos Big House Burgers y el Bottle Cap Bar, donde trabaja Rodríguez--, donó el 1% de las ventas de una semana.

Brice dijo que sus restaurantes recaudaron más de 3.000 dólares para la familia de Edwin, algo que no lo sorprendió.

"Somos una comunidad muy solidaria", expresó. "Cada vez que pasa algo, todos responden. Me alegro de ver que lo hicieron de nuevo".

Herrera dijo que otros restaurantes, incluidos Fiesta Jalisco y Tequila's, y miembros de la comunidad habían recaudado también dinero para los gastos médicos de Edwin.

Los padres del niño expresaron su agradecimiento al Hospital de Niños por la atención que le dieron al pequeño y a los restaurantes y los residentes de Steamboat por su ayuda. Para ellos fue muy importante que la comunidad, sus conocidos y personas que no conocían, los ayudasen financieramente y rezasen por la familia.

"Estamos muy, muy agradecidos", dijo Rodríguez. "Siempre lo estaremos".