PetroChina logró controlar un incendio el lunes en su refinería de la ciudad de Dalian que está a punto de reiniciar sus operaciones después de un siniestro similar ocurrido en julio.

La refinería situada en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, iba a reiniciar operaciones esta semana. La paraestatal PetroChina, la más grande productora de gas y petróleo del país, informó que el incendio ocurrió en un tanque de gasóleo que contenía 800 toneladas de combustible en las instalaciones de su subsidiaria Dalian Petrochemical, pero el que escapó fue anulado en un estanque de almacenamiento de emergencia.

La empresa informó en un comunicado que no hubo heridos ni muertos a causa del incendio que comenzó el lunes por la mañana. Se investiga la causa.

Agregó que no se produjo un derrame de gasóleo en el mar.

Un incendio registrado a mediados de julio en la misma refinería obligó a la compañía a suspender las operaciones de algunas de sus unidades.

Dalian es el mismo lugar donde ocurrió el derrame de petróleo de mayor magnitud que se conozca en China, cuando la explosión de un oleoducto derramó al menos 1.500 toneladas (461.790 galones) de crudo al mar en julio de 2010.

La ciudad fue escenario de una serie de recientes protestas de aproximadamente 12.000 personas que exigían el cierre de una planta química de elaboración de paraxileno. Ante la inusual pero evidente muestra de descontento público, las autoridades accedieron trasladar la planta de la zona centro de la ciudad.

Las manifestaciones fueron organizadas luego de que las olas generadas por la tormenta tropical Muifa destruyeron un dique de la empresa la semana pasada y generó el temor de que las inundaciones pudieran liberar sustancias químicas tóxicos.