Fotografía de archivo de la secretaria de Trabajo de Estados Unidos, Hilda Solís. EFE