Después de tres meses de conflicto, el presidente Sebastián Piñera y los líderes estudiantiles se reunirán por primera vez esta semana, pero las nuevas exigencias de los universitarios ponen en duda el resultado del encuentro.

El presidente accedió reunirse con los dirigentes del movimiento estudiantil, a los que invitó a dialogar al palacio presidencial aún sin fecha definida. También convidó a rectores, profesores y apoderados.

"Tenemos que pasar de la protesta a la acción, de la intransigencia al diálogo, de la división a la unidad, de las denuncias a la búsqueda de la solución", dijo Piñera el lunes durante la inauguración de un encuentro de la pequeña empresa.

Los líderes universitarios aceptaron la invitación, al igual que los secundarios, pero advirtieron que no se tratará ni de un diálogo ni de una negociación sino de un acercamiento para que el gobierno se pronuncie en torno a los 12 puntos de un petitorio que entregaron este mes referidos principalmente al fin del lucro en la educación, el establecimiento de una enseñanza superior gratuita e igualitaria y mayores aportes financieros a las universidades.

El fin de semana los dirigentes estudiantiles agregaron nuevas exigencias: que el Ejecutivo frene el envío al Congreso de proyectos de ley relacionados con la educación y que se esclarezca el asesinato de un menor de edad ocurrido el viernes en medio de las protestas.

"Es importante que ellos se pronuncien frente a estos 12 puntos y que nos digan cuál va a ser la posición inicial del gobierno en cada uno de ellos", dijo Giorgo Jackson, vocero universitario, en rueda de prensa.

Agregó que los estudiantes quieren "conocer cuáles son las condiciones mínimas para tener un terreno fértil que conduzca a los grandes cambios que estamos proponiendo".

El presidente de la Cámara de Diputados, el derechista Patricio Melero, rechazó la demanda de suspender el envío de proyectos al Congreso. "No nos pidan... condiciones que dificulten el diálogo", dijo.

El general José Luis Ortega, jefe de policía la zona metropolitana, informó el lunes que un suboficial fue dado de baja luego de confesar que disparó "al aire" en las cercanías donde murió el joven Manuel Gutiérrez, de 16 años.

Inicialmente los dirigentes acudirían a la cita con Piñera el martes, pero el gobierno señaló que la reunión aún no está definida pero se espera que sea esta semana, señaló el vocero Andrés Chadwick.

Aunque están dispuestos a acudir al palacio, los jóvenes seguirán movilizados, advirtió el lunes la vocera Camila Vallejo.

Decenas de carreras universitarias están paralizadas y muchos alumnos de los establecimientos estatales podrían perder el año académico por las continuas protestas. Los estudiantes de universidades privadas protestan pero siguen en clases.

A nivel secundario, hay escuelas tomadas o en paro y miles de escolares también podrían perder el año por inasistencia.