El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva llegó el lunes a Bolivia para reunirse con el mandatario Evo Morales, empresarios y líderes sindicales del país.

Arribó en un avión privado a la ciudad oriental de Santa Cruz donde fue recibido por el vicecanciller Juan Carlos Alurralde y dirigentes de organizaciones empresariales.

El ex presidente brasileño fue invitado a un foro económico internacional organizado por la Cámara de Industria y Comercio de esa ciudad donde hablará de los procesos de integración en América Latina el martes.

Poco después de su llegada sostuvo una reunión privada con Morales y en la noche del lunes ambos participarán de un encuentro con líderes sindicales jóvenes en un coliseo de esa ciudad ubicada a 450 kilómetros al este de La Paz.

La llegada de Lula coincide con el estreno de una película brasileña que trata sobre su vida, "Lula o filho do Brasil (Lula, el hijo de Brasil)", dirigida por Fábio Barreto, aunque el ex mandatario no tenía previsto participar de la presentación del filme.

Además la visita casualmente tiene lugar cuando el gobierno de Morales afronta protestas de los indígenas de la amazonia boliviana que se oponen a una carretera que tiene financiamiento brasileño aprobado por Lula cuando ocupaba la presidencia de su país.

Después de su intervención en el foro empresarial, Lula viajará a Costa Rica.