La presidenta argentina, Cristina Fernández, participará en París el próximo 14 de septiembre de la entrega del Premio de Fomento de La Paz de la Unesco a las Abuelas de Plaza de Mayo, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

La presidenta de la entidad humanitaria, Estela de Carlotto, recibirá la distinción Felix Houphouet-Boigny en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) por la labor de la organización en favor de la paz y los derechos humanos, precisaron portavoces de Abuelas de Plaza de Mayo.

La postulación al galardón de las Abuelas, candidatas al Premio Nobel de la Paz en dos ocasiones, fue presentada el año pasado por el senador oficialista Daniel Filmus, cercano a Fernández.

Las Abuelas fueron premiadas por la Unesco porque la "persistente" búsqueda de sus nietos "es un ejemplo en todo el mundo y reafirma la voluntad de construir un futuro con memoria, verdad y justicia", destacó el canciller argentino, Héctor Timerman, en marzo pasado, cuando fue anunciada la entrega del galardón al organismo de derechos humanos.

La Cancillería argentina explicó en su día que para otorgar este galardón la Unesco tuvo en cuenta la iniciativa de las Abuelas para impulsar la ley que permitió la creación en 1987 del Banco Nacional de Datos Genéticos, que archiva muestras de ADN de todas las familias de desaparecidos durante la última dictadura (1976-1983).

Desde su creación en 1977, en pleno régimen de facto, las Abuelas han luchado para restituir a sus familias biológicas a todos los niños secuestrados o desaparecidos durante el último gobierno militar en Argentina.

Gracias a su gestión, 105 niños, de los cerca de 500 que se calcula que fueron robados a sus familias biológicas durante la dictadura, han recuperado su identidad en los últimos años.

La Unesco otorga cada año el Premio de Fomento de la Paz Félix Houphouet-Boigny -que lleva el nombre del presidente de Costa de Marfil fallecido en 1993-, para rendir homenaje a las personas, instituciones u organismos que hayan contribuido significativamente a impulsar o mantener la paz, según los principios de la Carta de las Naciones Unidas y de la Constitución de la Organización.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue reconocido en 2009 con este galardón.