Furioso al enterarse de que Washington se reunió en secreto al menos tres veces con un emisario personal del líder talibán Mulá Mohamed Omar, el gobierno afgano filtró intencionalmente detalles de dichas reuniones, se enteró The Associated Press.

La filtración hundió las negociaciones y obligó al enviado del Talibán a esconderse.

En una serie de entrevistas con diplomáticos, ex miembros e integrantes activos del Talibán, funcionarios del gobierno afgano y una amistad de la infancia del intermediario Tayyab Aga, la AP se enteró que Aga se oculta en Europa y no quiere regresar a Pakistán por temor a represalias. Estados Unidos no ha tenido contacto directo con él desde hace varios meses.

Un alto funcionario estadounidense reconoció que las negociaciones se vinieron abajo debido a la filtración y que Aga, aunque sigue vivo, ha desaparecido. Estados Unidos continúa buscando el dialogo, agregó el funcionario.

Los funcionarios y ex funcionarios estadounidenses hablaron bajo condición de mantenerse en el anonimato porque no están autorizados a hablar acerca de las negociaciones.

Estados Unidos reconoció la existencia de ese diálogo después que el presidente afgano Hamid Karzai, quien al parecer teme ser desplazado por las conversaciones entre Estados Unidos y el Talibán, confirmó recuentos publicados acerca de dichos contactos en junio.

Washington, sin embargo, nunca ha dado detalles en torno al contenido, el formato y los participantes de las conversaciones. El primer encuentro ocurrió a finales de 2010 y fue seguido por al menos dos otras reuniones a principios de este año, dijo el ex funcionario estadounidense. Las sesiones tuvieron lugar en Alemania y Qatar, precisó.

Una amistad de la infancia de Aga, quien pidió mantenerse en el anonimato porque temía represalias, dijo que éste se encuentra en Alemania. Un diplomático de la región dijo que Aga huyó hacia Europa después que fueron revelados sus contactos con Estados Unidos.

El fracaso de las conversaciones directas entre Aga y funcionarios estadounidenses probablemente arruinó la mejor oportunidad hasta el momento de entrar en contacto con Omar, quien es considerado clave para acabar con la lucha del Talibán contra el gobierno de Afganistán, que es apoyado por Estados Unidos. Los contactos eran preliminares pero empezaban a rendir resultados, dijeron funcionarios afganos y estadounidenses.

Las conversaciones fueron reveladas intencionalmente por alguien en el palacio presidencial, donde está localizada la oficina de Karzai, dijo un funcionario occidental y uno afgano. La razón de la filtración fue la animosidad de Karzai hacia Estados Unidos y su temor de que cualquier acuerdo mediado por Washington socavaría su autoridad, dijeron.

La AP busco declaraciones de la oficina de Karazi pero fue dirigida al vocero del palacio, Hamid Elmi, quien no contestó varias llamadas telefónicas.

___

Gearan, una periodista de AP especializada en asuntos de seguridad nacional, reportó desde Washington. Kathy Gannon es la corresponsal especial regional de AP para Afganistán y Pakistán, y la pueden contactar en www.twitter/kathygannon.