Un estadounidense fue secuestrado de su casa en Puerto Príncipe, anunció el lunes el jefe de la unidad para combatir este tipo de delito en Haití.

Los secuestradores se habían hecho pasar como empleados de una firma de entrega de paquetes, dijo Francois Dossous.

La víctima, Frank Jean-Baptiste, es esposo de la directora de una prestigiosa escuela privada para hijos de diplomáticos y haitianos pudientes.

Las autoridades trabajan para garantizar la libertad de Jean-Baptiste, señaló Dossous. La policía y cascos azules de las Naciones Unidas incrementaron en los últimos días la instalación de puestos de control en Puerto Príncipe.

La embajada de Estados Unidos ha advertido a los estadounidenses que trabajan en Haití que se mantengan alertas y les ha hecho recomendaciones sobre qué hacer si son secuestrados.