El responsable del atentado de Lockerbie de 1996 en el que murieron 270 personas, el libio Abdel Basset al-Megrahi, se encuentra en estado de coma en Trípoli debido al cáncer de próstata que sufre, informó hoy la cadena estadounidense CNN.

La emisora recoge declaraciones de su hijo, Khaled Elmegarhi, quien afirmó que aquel sólo recibe oxígeno y que nadie les ha da ningún tipo de consejo", y que su padre apenas sobrevive con suero intravenoso.

Tras la caída del gobierno de Gadafi la pasada semana, los familiares de Al Megrahi han denunciado que el antiguo agente de inteligencia libio, cuya última aparición había sido en julio en silla de ruedas junto con el ex líder libio, carecía de atención médica apropiada.

"No hay médico, no hay nadie a quien preguntar. No tenemos línea telefónica para llamar a nadie", se lamentó su hijo.

Tras su liberación de la cárcel escocesa donde cumplía condena desde 2001, Al Mehagri fue recibido en agosto de 2009 por las autoridades del régimen del coronel Muamar el Gadafi con honores de héroe en un aeropuerto de Trípoli y con fiestas en las calles, lo que generó la indignación en torno a su puesta en libertad.

El 20 de agosto de 2009 Al Megrahi, condenado por su responsabilidad en el atentado contra un avión de pasajeros de Pan Am sobre la ciudad escocesa de Lockerbie, fue puesto en libertad tras considerarse que le quedaban tres meses de vida a causa de un cáncer de próstata.

Con la caída de Gadafi, voces de EE.UU. y el Reino Unido habían solicitado la extradición de Al Megrahi, quien permanecía con vida dos años después de su liberación.

No obstante, el Consejo de Transición Nacional (CTN) libio, que agrupa a la oposición rebelde que ha derrocado a Gadafi, rechazó la semana pasada la entrega del único condenado por el atentado de la localidad escocesa de Lockerbie.

"No entregaremos a ningún ciudadano libio a Occidente", aseguró Mohammed al-Alagi, el ministro de justicia del CTN, la pasada semana.