Los sindicatos en España convocaron el lunes movilizaciones de protesta contra una iniciativa de reforma constitucional que obligaría al gobierno a mantener bajo su déficit.

Según los dirigentes sindicales, el gobierno socialista adopta políticas económicas neoliberales, actúa aprisa sin el debate público apropiado, cede a la presión de los mercados que encareció el crédito a España y atiza los temores de que el país necesite recurrir a un rescate financiero.

Ramón Gorriz, de Comisiones Obreras, la principal central sindical de España, dijo que fueron convocadas protestas callejeras para el miércoles y jueves en todo el país y para la próxima semana en Madrid.

La iniciativa de reforma tiene el apoyo de los socialistas en el poder y de los conservadores en la oposición. Es previsible que sea aprobada el viernes en la cámara baja del Parlamento y sea remitida después al Senado.