Iker Casillas, capitán del Real Madrid y la selección española, visitó su campus donde desmintió que su relación con el técnico José Mourinho haya empeorado, admitió que discrepa con él "pero siempre con buena relación", y de "manera alegre y divertida".

Aseguró Mourinho tras la suplencia de Iker Casillas en el Trofeo Santiago Bernabéu que su capitán no es intocable. Demostró el portero que lo ha aceptado en la visita a su campus de verano y no siente que tenga ese estatus.

"En el fútbol a día de hoy y más en el Real Madrid, cualquier jugador que se considere intocable mal haría. Si un jugador de esta plantilla se cree intocable, su futuro puede ser más que oscuro", aseguró.

"No me gusta estar en boca de todo el mundo por opiniones. Con el mister tengo una relación muy buena y no hay que darle más vueltas. Discrepo con él en cosas futbolísticas o personales pero siempre con buena relación. De manera alegre y divertida. Tenemos buena relación desde el primer día", añadió.

Casillas desmintió que haya montado una cena con internacionales españoles para limar asperezas con futbolistas del Barcelona. Si reconoció que tras los últimos incidentes de la Supercopa de España habló por teléfono con Carles Puyol y Xavi Hernández.

"No he quedado con nadie a cenar el martes. Ni soy líder de una cena ni nada. Lo que tenía que hablar con Xavi y Puyol lo he hablado con ellos y durante esta concentración se hablará mucho más. A veces me quedo perplejo con lo que oigo", afirmó.

"Tampoco la gente sabe lo que he hablado con Xavi y Puyol. Son especulaciones y habladurías porque lo que hemos hablado queda entre nosotros. Nos tiene que importar a los tres capitanes de la selección española", agregó.

Después del buen estreno liguero del Real Madrid, goleando en La Romareda (0-6), Casillas destacó el crecimiento de su equipo en la segunda temporada de Mourinho.

"Quizá todo el mundo da por hecho que se presenta una temporada parecida a la anterior. Tenemos que mirar por nosotros mismos. Tenemos más experiencia, hay jugadores nuevos y hemos dado sensaciones buenas. No podemos dejar escapar ningún punto ante rivales de otra liga a la nuestra porque luego nos cuesta el título", concluyó.