La coreógrafa, bailarina y directora de cine española Blanca Li pondrá a bailar a los parisinos del 23 al 25 de septiembre en el Grand Palais, un célebre e inmenso monumento que transformará en un estudio de danza gigante.

Bajo su histórica cúpula acristalada, el visitante podrá elegir entre una veintena de prácticas de las danzas más diversas, desde la danza clásica a la africana, la contemporánea, la balinesa o la de Bollywood; de la electro a la salsa, el hip hop o el flamenco.

En esta Fiesta de la Danza de Blanca Li, como ha sido bautizada, habrá "minicursos" de entre 5 y 10 minutos e interactivos, pues "los profesores podrán verse proyectados en grandes pantallas", explica la artista granadina en su página web.

Habrá coreografías de iniciación a la danza, un espacio para yoga, otro de relajación, diferentes miniespectáculos y, cada noche, una fiesta especial con un tema diferente.

Destinado a todos los públicos, incluidos los bailarines profesionales, la idea de este espectáculo es de Blanca Li, quien desde hace años "soñaba con organizar una fiesta de la danza".

"Existe la fiesta de la música, la fiesta del cine... se hace fiesta de todo, pero nunca se hace la fiesta de la danza, pese a ser superfestiva", resalta en el vídeo creado para presentar el evento.

En el Grand Palais, el público no vendrá "para ver la danza, sino para bailar. La idea es que la gente pueda divertirse, que se celebre la danza danzando", comentó hoy a la emisora France Info.

Si la magnitud es considerable, el proyecto no es totalmente inédito para esta exgimnasta del equipo nacional español de Gimnasia Rítmica, actriz y también realizadora de exposiciones multimedia, que en 2008 presentó la exposición "Te voy enseñar a bailar", en el Museo de Arte Contemporáneo de León (España).

Artista asociada en el Centro Coreográfico Nacional de Créteil y Val-de-Marne, al este de París, donde en 2010 lanzó el Festival Danse & Cinéma, Blanca Li (Granada, 1964) es la autora de dos largometrajes y de múltiples coreografías, algunas de ellas para grandes escenarios del mundo, como la Ópera de París o la Metropolitan Opera de Nueva York.

El Instituto Cervantes, la Oficina de Turismo español, la alcaldía de París y la FNAC se encuentran entre las instituciones que colaboran con ella en este proyecto.