El chileno Alexis Sánchez se estrenó el lunes como goleador con el Barcelona en la paliza por 5-0 al Villarreal que cerró la primera jornada de la liga española, retrasada una semana por la huelga de futbolistas.

Con la goleada en el Camp Nou, el campeón vigente mantiene el paso de su máximo rival, el Real Madrid, que goleó el domingo 6-0 al Zaragoza del mexicano Javier Aguirre en La Romareda.

Thiago Alcántara abrió el marcador a los 25 minutos en una jugada personal, Cesc Fábregas amplió a los 45, Sánchez aumentó a los 47 y Leo Messi cerró la cuenta con dos goles a los 52 y 74.

"Hemos jugado muy bien, estamos contentos, porque veníamos de jugar la Supercopa el viernes contra el Porto", dijo el técnico Pep Guardiola tras el partido. "El Barsa es un equipo que siempre demuestra que quiere más. La victoria de la Supercopa te da un plus más: no dices 'ya está', sino que siempre quieres más".

"Siempre es complicado empezar la liga en el Camp Nou", dijo su par José Garrido. "El marcador marca la diferencia de nivel entre uno y otro equipo".

Forzado por las bajas, Guardiola recurrió a una defensa de tres, formada por Eric Abidal y los mediocampistas Javier Mascherano y Sergio Busquets. Enfrente, Giuseppe Rossi y Nilmar Da Silva amenazaban la imbatibilidad del Camp Nou, que sufrió su última derrota oficial en la jornada inaugural de la campaña anterior, frente al Hércules.

El chileno Sánchez partió de titular y David Villa empezó en el banquillo junto al mexicano Jonathan Dos Santos y Xavi Hernández, quien dejó su sitio a Fábregas.

El ex Udinese, bullicioso por banda derecha, encaró sin miedo y se asoció bien con Messi y Thiago para completar un excelente debut liguero.

"Nunca es fácil venir a este estadio a jugar y le ha costado un poco en la primera parte porque era su primera vez", apreció Guardiola. "Cuando se ha soltado un poco hemos visto de lo que es capaz. Tras marcar su gol, ha jugado con más confianza. Es un buen chico, se va a adaptar rápido y estamos aquí para ayudarle".

Al Villarreal, que había cosechado tres victorias y cuatro empates en sus 12 visitas anteriores al Camp Nou, le costaba elaborar en la medular mientras la zaga, donde el colombiano Cristian Zapata cubrió el lateral derecho, sufría para frenar la llegada de los medios locales.

Así cayeron los dos primeros goles: el primero, tras una larga cabalgata de Thiago, y el segundo, cuando Fábregas aguantó la salida del portero tras recoger un excelente pase al hueco de Messi.

Lejos de pisar el freno tras el descanso, el Barsa aceleró nada más salir del túnel de vestuarios y tardó sólo dos minutos en lograr el tercer tanto, el primero de Sánchez con la camiseta azulgrana en partido oficial. Rebosante de confianza, el chileno controló un precioso servicio bombeado de Thiago, alzó la cabeza y definió cruzado ante Diego López.

"Alexis se ha adaptado fenomenal a nuestro estilo y ha realizado un gran partido, con lo que todos le hemos felicitado en el vestuario", dijo el delantero Pedro Rodríguez. "Nos va a aportar mucho este año porque es veloz, vertical, encara bien en el uno contra uno y se acopla perfectamente a nuestro fútbol de combinación".

"Nos alegramos mucho por él", corroboró Fábregas. "Ganó en confianza y jugó a un gran nivel".

Cinco minutos más tarde, Messi anotó en otro mano a mano y luego aprovechó una combinación con el mexicano Dos Santos, ingresado a los 69 minutos, y Thiago para cerrar la cuenta.

En el resto de la jornada, destacó el triplete de Roberto Soldado en la remontada del Valencia sobre el Racing, así como los malos arranques de Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao, quienes empataron en casa con Osasuna y Rayo Vallecano, respectivamente.

Real Sociedad y Betis vencieron en sus visitas a Gijón y Granada, el Sevilla superó al Málaga y el Mallorca al Espanyol, mientras que Getafe y Levante empataron.