El irlandés Daniel Martin ganó el domingo la novena etapa de la Vuelta a España delante de Bauke Mollema, que le arrebató la camiseta del líder al español Joaquín Rodríguez por sólo un segundo.

Martin superó al holandés Mollema para concluir la ruta de montaña de 183 kilómetros (114 millas) desde Villacastín a Sierra de Béjar en cuatro horas, 52 minutos y 14 segundos.

"Estoy muy feliz por mí y por mi equipo, que trabajó muy arduamente", declaró Martin sobre el conjunto Garmin-Cervelo. "El viento nos pegaba en la cara, lo cual dificultó el ascenso".

El durísimo ascenso final de un kilómetro hasta la meta apretó aún más la competencia en la tabla general, con Mollema un segundo delante de Rodríguez y nueve segundos arriba del campeón Vicenzo Nibali.

Pese a ganar el jersey de líder, Mollema no estuvo tan satisfecho con su desempeño.

"Cuando crucé la meta estaba molesto conmigo mismo porque tenía piernas para ganar la etapa y ése era mi objetivo, aunque sabía que Daniel Martin es muy veloz", dijo Mollema. "Después supe que yo era el líder general, pero mi propósito era ganar la etapa".

El sueco Fredrik Kessiakoff va rezagado por únicamente 18 segundos, mientras que el español Juan José Cabo está a 46 segundos del líder al terminar la etapa en tercer lugar.

La décima etapa del lunes es una prueba contrarreloj de 43 kilómetros (29 millas) en la ciudad medieval de Salamanca.

"Voy a pelear para conservar la camiseta de líder en la carrera (del lunes)", anticipó Mollema. "Es muy pronto para saber hasta dónde puedo llegar, pero la contrarreloj de mañana me va a resultar difícil a pesar de mi buena condición física".