Los equipos de socorro lograron rescatar con vida a 4 de los 26 mineros atrapados en un pozo ilegal inundado durante más de cuatro días, aunque uno de ellos falleció dpoco después, informó hoy la agencia oficial de noticias Xinhua.

El fallecido, llamado Zhao Wenquan, estaba muy debilitado en el momento del rescate ayer, sábado, a diferencia de los otros supervivientes que lograron gatear hasta dar con los efectivos y se encuentran hospitalizados y en condición estable.

La inundación se produjo el martes en la ciudad de Qitaihe, en la provincia nororiental de Heilongjiang, cuando 45 mineros se encontraban trabajando en el interior de la Mina de Carbón Hengtai, y 19 de ellos lograron escapar.

Según las investigaciones preliminares del buró de seguridad, el gobierno provincial había ordenado a la mina el cese de la producción en 2007, pero el propietario decidió reiniciar las operaciones sin permiso el pasado 16 de agosto.

La inundación tuvo lugar cuando los picadores perforaron por error una mina colindante.

El carbón supone el 70 por ciento del consumo energético de China, y aunque desde 2005 el Gobierno central ordenó el cierre de 15.300 pequeños pozos en todo el país, el país asiático tiene la más alta siniestralidad en las explotaciones de carbón del mundo, con más de 3.000 muertes anuales.