Aspecto de las inundaciones provocadas por el huracán Irene en EE.UU. EFE