La carrera sensación del Mundial de atletismo sigue en pie, luego que Dayron Robles, Liu Xiang y David Oliver se clasificaron el domingo a las semifinales de los 110 metros con vallas.

Liu demostró que está de vuelta al nivel con el que se adjudicó el título olímpicos en 2004 y después el mundial en 2007. El astro chino pudo darse el lujo de bajar el ritmo en la recta al ganar su serie. El estadounidense Oliver tampoco pasó sofocones, con los hombros perfectamente balanceados al cruzar la meta primero en su eliminatoria.

Robles fue el único que no ganó su serie. El campeón olímpico cubano y dueño del récord mundial sorteó con elegancia las 10 vallas, pero dejó que el estadounidense Aries Merritt le adelantara en la meta.

Pero en estas etapas la clave es no cometer errores, preservar energías y avanzar.

"Esto luce muy bien para la final", dijo Robles, quien cronometró 13.42 segundos. "Estoy confiado, pero quedan dos carreras".

Tanto la ronda de semifinales como la final se disputarán el lunes, y la expectativa es que — después de tantas vueltas — se enfrentarán al unísono los tres hombres más rápidos en la historia, en lo que se avizora como uno de los momentos cumbre del campeonato en Daegu.

Si alcanzan la final, será la primera vez que los tres coinciden en la definición en una de las grandes citas. Los tres estuvieron en el Mundial de Osaka 2007, con victoria de Liu. Robles quedó cuarto, pero Oliver no pudo clasificarse a la final.

"Habrá que hacer 13 segundos o bajarlo para ganar", dijo Liu, cuyo tiempo en su serie fue de 13.20.

Pero ninguno de los integrantes del triunvirato Robles-Liu-Oliver registró la mejor marca de las eliminatorias. Ese fue el estadounidense Jason Richardson con 13.19.

Es por algo que Santiago Antúnez, el entrenador de Robles, ha advertido sobre el peligro de Richardson y que seguramente será cuatro los hombres que protagonizarán la gran pulseada.

Robles ostenta la plusmarca con 12.87. El mejor registro de Liu es de una centésima menos, al igual que el de Oliver.

También avanzó el colombiano Paulo Villar, quien logró un 13.55 en la serie de Robles.

Quien quedó fuera fue Ryan Brathwaite, el corredor de Barbados que se consagró en Berlín 2009, al no lograr sobrevivir las semifinales.