El campeón Sebastian Vettel apagó las especulaciones de que podría perder el liderato al ganar el domingo el Gran Premio de Bélgica y fortalecer su liderato general en momentos en que quedan siete carreras en la temporada.

Vettel arrancó de la pole para llevarse su séptima prueba de la campaña y 17ma de su carrera. La escudería Red Bull del alemán hizo el 1-2 al seguirlo de cerca su colega Mark Webber.

"Disfruté cada vuelta hoy. El auto se sintió fantástico", afirmó Vettel, de 24 años. "Si el auto hace lo que uno quiere que haga, este lugar es realmente divertido. Fue una carrera muy entretenida".

Jenson Button de McLaren superó al español Fernando Alonso cerca del final y se quedó con el tercer lugar, pero el británico no pudo repetir su éxito en el Gran Premio de Hungría.

El brasileño Felipe Massa de Ferrari entró octavo, seguidó un poco más atrás por el venezolano Pastor Maldonado de Williams, en décimo. Rubens Barrichello, brasileño colega de Maldonado, fue 16to, mientras que el novato mexicano Sergio Pérez abandonó.

Bruno Senna, en su primer Gran Premio con Renault tras reemplazar a Nick Heidfeld, arrancó del séptimo sitio. Mientras varios autos se tocaban al fondo de la parrilla de salida, el brasileño le pegó al español Jaime Alguersuari, que tuvo que meter su Toro Rosso a los pits.

Senna también tuvo que ingresar a los pits y fue penalizado por provocar un accidente que pudo haberse evitado. Finalizó en 13ro.

Si cualquiera de los rivales de Vettel habían percibido cierta debilidad después de que el alemán no pudo ganar ninguna de las últimas tres carreras, ahora sólo tienen que ver la tabla de posiciones para percatarse de que no es así.

Vettel tiene una ventaja de 92 unidades sobre Webber, que está en segundo lugar, y se ubica a 102 puntos de Alonso y a 110 de Button. A pesar de ello, después de que ganó su primer título de la Fórmula Uno en la última carrera la campaña pasada, el teutón procura mantener los pies en la tierra.

"Las cosas pueden cambiar con rapidez. En dos carreras uno puede quedar fuera" y los otros tener buen desempeño, señaló.

Por otro lado, las escasas esperanzas del británico Lewis Hamilton de llevarse el título parecen prácticamente aniquiladas después de que chocó su McLaren durante la prueba.

Mientras tanto, a Button sólo le quedó reflexionar lo que podría haber sido si no hubiera arrancado en el 13er sitio de la parrilla.

"Fue decepcionante quedar en tercer lugar", señaló. "Quién sabe qué habría pasado si hubieramos tenido una buena prueba de clasificación".

Sin embargo, el campeón del 2009 confía en ganar el Gran Premio de Italia en dos semanas.

"Tenemos que ver hacia adelante a Monza", afirmó Button. "Para mí este ha sido el mejor momento del auto en todo el año".

Vettel aseguró la pole por novena ocasión en 12 carreras esta temporada. No había ganado ninguno de los últimos tres grandes premios en Gran Bretaña, Alemania y Hungría, y sólo uno de los últimos cinco antes del de Spa-Francorchamps, lo cual generó especulaciones de que el título ya no lo tenía tan seguro.

"Las palabras tienen poco valor y los resultados son mejores", dijo su colega Webber. "Tenemos rivales brillantes; es por eso que todo el tiempo tenemos que estar a la altura".

Fue evidente la felicidad del alemán por haber puesto fin a esa sequía de triunfos cuando se puso de pie sobre su Red Bull tras concluir la prueba y cerró sus puños en señal de festejo.

"¡Qué carrera!", le dijo a su equipo a través de la radio.

Vettel superó un desgaste significativo en los neumáticos al principio y contuvo a Alonso cuando éste ejercía fuerte presión.

Veinte años después de debutar en la F1 en la misma pista, el siete veces ex campeón Michael Schumacher arrancó desde el último sitio tras chocar en la primera vuelta de la prueba de clasificación el sábado.

De todas formas, el alemán de 42 años condujo su Mercedes con habilidad para finalizar en quinto lugar detrás de Alonso.