El brasileño Anderson Silva retuvo hoy el cinturón de los medianos de las Artes Marciales Mixtas (MMA) en un combate del Ultimate Fighting Championship (UFC) al vencer al japonés Yushin Okami por fuera de combate en el segundo asalto de la pelea, disputada en Río de Janeiro.

Silva, toda una leyenda de las MMA, necesitó de sólo siete minutos para derrotar al aspirante al título, que fue derribado dos veces en el segundo de los cinco asaltos a los que había sido pactado el combate y quedó tendido en la lona después de una secuencia de golpes que le propinó el brasileño.

Las Artes Marciales Mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) es una modalidad surgida del jiu-jitsu y con raíces brasileñas que incorpora un amplio rango de técnicas de deportes como boxeo, muay-thai, judo y kárate, entre otros, con golpes de puño, agarres, patadas en cualquier lugar del cuerpo, rodillazos y llaves.

Por la violencia de esta modalidad, los luchadores, que combaten descalzos, suelen terminar con el rostro ensangrentado las peleas, pactadas a tres o cinco asaltos de cinco minutos cada uno dentro de un octógono.

El UFC es el principal campeonato del mundo de las MMA y la velada de esta noche fue la primera celebrada en Río de Janeiro, ciudad en la que este deporte es muy popular y se conoce con el nombre de "vale-tudo" (vale todo).

Los organizadores pusieron en venta 15.000 localidades con un precio que oscilaba entre los 275 reales (unos 173 dólares) y los 1.600 reales (unos 1.000 dólares) y todas se agotaron en sólo dos horas.

Entre el público asistente a la velada en el HSBC Arena, para la que se programaron 12 combates, entre ellos el del título mundial de los medianos vencido por Silva, estaban personajes de la política, la farándula y el deporte brasileño, como el ex futbolista Ronaldo Nazario, que vibró con el triunfo de su compatriota.

En otra pelea importante de la noche, de la categoría de los pesados, el también brasileño Rodrigo "Minotauro" Nogueira venció por fuera de combate en el primer asalto al estadounidense Brendan Schaub.

"Tuve sólo tres meses y medio para prepararme para esta lucha", dijo "Minotauro", quien recordó que este año fue sometido a tres operaciones quirúrgicas y estuvo cuatro meses y medio caminando con muletas.

También por fuera de combate en el primer asalto el brasileño Mauricio "Shogun" Rua se impuso al estadounidense Forrest Griffin, en la categoría de semipesados, victoria que llevó al público al delirio.

Previamente, en los ligeros, Edson Barboza derrotó por puntos en una decisión dividida de los jueces al británico Ross Pearson.

La decepción para el público brasileño fue la derrota por fuera de combate, también en el primer asalto, de su compatriota Luiz "Banha" Cane en loa categoría de los semipesados ante el búlgaro Stanislav Nedkov, debutante en el UFC. EFE

joc/jsg