La decisión de un juez colombiano de otorgar el beneficio de casa por cárcel a un paramilitar fue duramente cuestionada hoy por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien, además, pidió que se investigue el caso.

Alirio de Jesús Rendón, alias "el Cebollero", es señalado por las autoridades de ser el sucesor del extraditado jefe paramilitar y narcotraficante, Diego Fernando Murillo Bejarano, alias "Don Berna", quien fue condenado a 31 años de prisión por narcotráfico en Estados Unidos.

"Nos parece insólito lo que ha sucedido con este criminal alias 'Cebollero'", dijo Santos a periodistas y añadió, "ya es como la cuarta vez que logra que alguna instancia judicial, un juez, en este caso le dé casa por cárcel a un criminal de semejante calaña".

Desde Quibdó, capital de departamento del Chocó, frontera con Panamá, Santos opinó que "si tiene problemas de salud que lo manden para un hospital, pero que no lo manden para la casa a que siga delinquiendo desde la casa".

Según los certificados médicos presentados por al defensa ante el juez que lleva el caso, indican Rendón que necesita una coronariografía, una angioplastia y una posible cirugía de corazón abierto.

Asimismo, el mandatario colombiano pidió al Consejo Superior de la Judicatura investigar a fondo este caso y revisar la situación del paramilitar, al tiempo que se mostró escéptico sobre los presuntos quebrantos de salud del delincuente.

En el mismo sentido también se manifestaron otras autoridades, que coincidieron en señalar que si Rendón, está enfermo, debe estar en un hospital y no en su casa.

"El Cebollero" fue capturado por la Policía colombiana en 2008, cuando en ese momento era considerado uno de los 20 criminales más buscados del noroeste de Colombia y se le investigaba por sus presuntos vínculos con la llamada Oficina de Envigado, banda de origen paramilitar conformada por narcotraficantes.

Posteriormente, fue excarcelado en 2009 y una semana después alias "El Cebollero" se entregó a un personero (representante del Ministerio Público) en la ciudad de Medellín, a quien le pidió que se le garantizara la atención médica dadas sus dolencias cardiacas.

Actualmente está en una cárcel de Envigado, mientras se hace efectiva la cuestionada decisión del juez de otorgarle casa por cárcel.

"El cebollero" y "Don Berna" tenían su centro de operaciones en la ciudad colombiana de Medellín (nordeste).