El Reino Unido proporcionará apoyo humanitario urgente a cientos de miles de libios afectados por el conflicto en ese país, anunció hoy el Gobierno británico.

El Ejecutivo de David Cameron asistirá al país norteafricano con equipamiento médico y alimentos que hará llegar allí a través del Comité Internacional de la Cruz Roja.

El Gobierno también prestará cooperación a Libia a la hora de tratar de reunir a las familias que han quedado separadas durante el conflicto entre el régimen del dictador Muamar el Gadafi y los rebeldes.

El ministro británico de Cooperación Internacional, Andrew Mitchell, afirmó que las donaciones del Reino Unido ayudarán a las agencias humanitarias "que realizan una labor extraordinaria" en Libia.

Como parte de esa asistencia, el Ejecutivo británico aportará equipos quirúrgicos y medicinas para tratar a unos 5.000 heridos, y proporcionará alimentos y objetos domésticos esenciales para casi 690.000 libios.

Mitchell indicó que la situación que se vive ahora en Trípoli ha resultado "increíblemente difícil" para las organizaciones humanitarias.

"Pero organizaciones como la Cruz Roja Internacional están realizando una labor extraordinaria en circunstancias peligrosas y difíciles para hacer llegar suministros y médicos a aquellos que los necesitan", afirmó.

El anuncio hecho por el Gobierno británico se produce después de fueran hallados el viernes más de 200 cadáveres, algunos en estado de descomposición, en un hospital de un barrio en el sur de Trípoli, donde se registraron fuertes combates, según la BBC.

Un reportero de la cadena pública británica aseguró que hay cadáveres de hombres, mujeres y niños en camas y pasillos del hospital de Abu Salim, que fue abandonado hace días por médicos y enfermeras al recrudecerse los combates en el área.

La causa de la muerte de esas personas se desconoce, aunque algunos residentes del barrio aseguraron a la BBC que algunos fueron asesinados por fuerzas leales al coronel Muamar el Gadafi.

Por otro lado, el ministro británico de Defensa, Liam Fox, indicó este viernes que aviones del Reino Unido bombardearon la noche del jueves un búnker de fuerzas de Muamar el Gadafi en la ciudad libia de Sirte, donde continúa habiendo focos de resistencia.

Según el Ministerio de Defensa, cazas Tornado GR4 británicos lanzaron misiles de alta precisión contra un gran búnker en Sirte, localidad natal de Gadafi, dentro de una operación de la OTAN.

El búnker alojaba un centro de control y mando de las fuerzas gadafistas, según el Ministerio británico de Defensa, que no tiene indicios de que el dictador libio se encontrase en su interior cuando se produjo el bombardeo.