El presidente de EE.UU., Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, se mostraron hoy de acuerdo en la importancia de medidas conjuntas para hacer frente a los problemas económicos actuales, en una conversación telefónica.

La Casa Blanca informó en un comunicado que los dos mandatarios abordaron la situación de la economía mundial, la crisis en la zona euro, los recientes sobresaltos en los mercados financieros y el proceso de paz en Oriente Medio.

Los dos "se mostraron de acuerdo en la importancia de una acción conjunta, incluido a través del G20, para atajar los actuales desafíos económicos y alentar el crecimiento y la creación de empleos en la economía global", explica el comunicado de la residencia presidencial.

Obama y Merkel abordaron igualmente el proceso de paz en Oriente Medio y se mostraron de acuerdo en continuar los trabajos para una declaración del Cuarteto mediador (EE.UU., Rusia, la Unión Europea y la ONU) "que podría proporcionar una base para retomar las negociaciones directas entre las partes".

La conversación entre los dos mandatarios se produce después de un diálogo el viernes por teléfono entre Obama y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, para abordar la situación de la economía internacional.

En su intervención hoy en la reunión informal de banqueros centrales en Jackson Hole (Wyoming), Lagarde advirtió que la economía mundial encara riesgos crecientes.