Rafith Rodríguez, una juvenil promesa del atletismo colombiano, avanzó el sábado a las semifinales de los 800 metros del Mundial de atletismo y se anima con el objetivo de acceder a la final.

Rodríguez, de 21 años, marcó un tiempo de 1 minuto, 48 segundos y 26 centésimas para salir primero en su eliminatoria en Daegu. Esa serie fue la más lenta de las seis.

"Estoy muy alegre. Me sentí fuerte al final. Hay que esperar las próximas carreras. Tuve la suerte de pasar a semifinales", dijo Rodríguez, quien ahora no lamenta para nada el haber renunciado al fútbol para dedicarse al atletismo.

"Este era uno de mis objetivos y ahora voy a tratar de llegar a la final", indicó Rodríguez.

Las semifinales de los 800 se disputarán el domingo y la final será el martes: "Termine con un buen ritmo, hay que seguir tratando y lograr una buena marca", dijo Rodríguez.

Su tiempo el sábado estuvo a casi cuatro de segundos de su mejor marca personal de 1:44.31, la cual fijó el pasado mayo en Belem, Brasil. Pero el nacido en El Bagre, municipio del departamento de Antioquia, quitó el pie del acelerador al aflojar el paso en la recta final tras asegurar el primer lugar.

Para entrevarse en la final, Rodríguez deberá figurar entre los dos primeros de cada uno de las tres eliminatorias o lograr dos de los tiempos más rápidos.

Rodríguez contó que llegó a Daegu el jueves tras competir en unos Juegos Universitarios en Shenzen, China, y que acusó cansancio.

"El jet-lag no me afectó, hay poca diferencia horaria ... pero estaba cansado porque tuve que esperar mucho en el aeropuerto y casi no pude dormir", dijo.