El delantero marfileño del Chelsea, Didier Drogba, fue retirado del terreno de juego de Stamford Bridge en camilla, inconsciente, tras sufrir un golpe con el portero del Norwich City, John Ruddy, y con una posible grave lesión en el cuello.

El atacante cayó inconsciente al césped y fue atendido por los médicos del Chelsea durante siete minutos.

Las primeras exploraciones a las que fue sometido, antes de ser trasladado a un hospital de Londres, apuntan a una dolencia en el cuello. El club reconoció que la situación de Drogba es preocupante, aunque el técnico, el portugués Andre Villas Boas, apuntó, tras el encuentro, que muestra síntomas de recuperación.

"Los médicos han trabajado muy bien. Didier muestra signos de recuperación pero hay que hacerle un examen completo", dijo el preparador luso tras el triunfo ante el Norwich (3-1).

La lesión ocurrió pasada la hora de partido. Drogba saltó a rematar de cabeza un balón y chocó con el meta Ruddy. Cayó desplomado. Padeció una hemorragia a consecuencia del golpe.