El delantero uruguayo Luis Suárez no logró el sábado continuar su seguidilla de goles para el Liverpool, pero una vez más ofreció una actuación electrizante.

"Sus movimientos son brillantes, siempre se está moviendo y buscando meterse atrás (de la defensa)", dijo su compañero Jordan Henderson, autor de uno de los goles en el 3-1 sobre Bolton que le da a Liverpool siete puntos en tres fechas.

Suárez venía de marcar un gol en el anterior partido de liga Premier, un 2-0 contra Arsenal. El miércoles, por la Copa de la Liga, anotó uno y dio las asistencias para los otros dos en un 3-1 sobre el Exeter de tercera división.

En la primera fecha, el uruguayo metió el gol que le dio el empate a Liverpool 1-1 contra Sunderland.

"Todos sabemos que es un jugador de los mejores", dijo Stewart Downing. "Crea situaciones y también anota goles, tuvo un verano largo pero no parece estar afectándolo".

En el verano boreal, Suárez, de 24 años, se consagró campeón de la Copa América con la selección uruguaya. Marcó cuatro goles, demostró un gran nivel y fue elegido el mejor jugador del torneo.

El sábado, fue una constante molestia para la zaga de Bolton y el primer gol, a los 15 minutos, llegó tras una brillante jugada suya.

Desde la línea izquierda de la cancha, Suárez mandó un centro combado al área con el borde externo de su pie derecho. La pelota le quedó a Downing para un remate franco de frente al arco, que Jussi Jaaskelainen despejó en una gran atajada.

Sin embargo, el rebote le quedó a Dirk Kuyt, que le dio el balón a Henderson para que — tras un primer intento bloqueado — rematara de zurda al ángulo para el 1-0.

Suárez luego tuvo un mano a mano con el portero finlandés y definió por arriba con frialdad, pero la pelota pasó apenas por encima del travesaño.

El uruguayo siguió trayendo peligro con centros y avances a gran velocidad, mientras su compatriota y compañero de selección Sebastián Coates observaba desde la tribuna, lo que hace parecer inminente su contratación por el Liverpool.

Con Liverpool arriba 3-0, Suárez tuvo una última oportunidad cuando logró gambetear a Jaaskelainen, pero remató al costado de la red.