La posibilidad de que a un velocista, por modesto que sea, le toque en suerte correr al lado o en la misma serie que Usain Bolt ha quedado erradicada en los Mundiales de Daegu, donde por primera vez los mejores no se mezclan con el resto ni siquiera en el horario.

La IAAF ha dispuesto, por vez primera en la historia de los Mundiales, que la primera ronda -sólo la masculina- de 100 metros se divida en dos partes: cuatro series por la mañana con los menos conocidos y siete por la tarde, en horas de mayor audiencia.

No es extraño, por tanto, que el mejor de la mañana haya sido el chadiano Abdouraim Haroun con una marca nada impresionante de 10.44 y el peor el samoano Sogelau Tuvalu, que ha corrido los 100 metros nada menos que en 15.66 segundos y aún así ha hecho su mejor registro personal.

Por la noche, en "prime time", hará su primera comparecencia el jamaicano Usain Bolt, campeón mundial y olímpico y plusmarquista mundial de la prueba. El plusmarquista español, Ángel David Rodríguez, tendrá el honor de compartir carrera (la sexta) con el rey de la velocidad.