El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, calificó hoy de "horrible" y "atroz" el atentado perpetrado ayer, viernes, con un coche bomba contra la sede de la ONU en Abuya, la capital de Nigeria, en el que murieron al menos 18 personas.

En una carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, Rasmussen afirma que "dirigir un ataque de forma deliberada contra el personal de la ONU que da su vida por los demás" constituye un ataque "horrible y atroz".

El secretario general de la Alianza Atlántica, en nombre de toda la organización, transmite asimismo su pésame al propio Ban, así como a las familias de las víctimas.

En una llamada a la BBC, el grupo radical islámico Boko Haram se atribuyó la autoría del atentado, que afectó a los edificios que acogen a 26 agencias humanitarias y de desarrollo de la ONU en la capital nigeriana.