El presidente del Consejo Nacional Transitorio libio (CNT), Mustafa Abdul Yalil, aseguró hoy que desconocen el paradero del coronel Muamar el Gadafi y sus hijos.

"Hasta el momento no tenemos informaciones efectivas sobre el paradero de Gadafi y sus hijos", dijo Abdul Yalil en una rueda de prensa en la ciudad de Bengasi, en el este del país y todavía sede principal del CNT.

Asimismo comentó que la recompensa por la captura de Gadafi había aumentado de los 1,7 millones de dólares fijados tras la caída de Trípoli, aunque no dio cifras.

No obstante, desvinculó al CNT del ofrecimiento de dicha recompensa y apuntó que se debía a una iniciativa privada.

Las últimas informaciones sobre el posible paradero de Gadafi y sus hijos fueron publicadas ayer por la agencia oficial egipcia MENA.

MENA aseguró que un convoy de seis vehículos blindados de la marca Mercedes entró ayer, viernes, por la mañana en Argelia procedente de Libia, según una fuente del consejo militar libio de Gadamas.

Dicha fuente comentó que los vehículos trasladaban a responsables de alto rango y que era posible que entre ellos estuviera el líder libio y sus hijos.

Sin embargo, no ha habido confirmación oficial de dicha información y Abdul Yalil no hizo ninguna referencia a ella.

Por otra parte, el máximo responsable del CNT mostró su convencimiento de que los rebeldes son capaces de controlar la situación de seguridad en Libia, a pesar de que reconoció que habían tenido lugar varios incidentes, de los que responsabilizó a las fuerzas gadafistas.

"Los rebeldes son capaces de controlar la seguridad en Libia, nuestro problema es la falta de medios financieros para cubrir los puestos de policías", dijo Abdul Yalil.