La compañía aérea alemana Lufthansa, la mayor de Europa, anunció hoy la suspensión de numerosos vuelos con destino a la costa Este de Estados Unidos por el peligro que el huracán Irene supone para la navegación aérea.

Lufthansa comunicó la suspensión hoy de todos los vuelos que parten desde aeropuertos germanos con destino a Nueva York, mientras mañana además se cancelaron los que tengan como destino las ciudades de Filadelfia y Boston.

"Además pueden producirse a corto plazo otras anulaciones", informó un portavoz de la compañía aérea alemana, quien comentó que para el lunes se espera la reanudación de todos los vuelos hacia Estados Unidos.

Asimismo explicó que por ahora no se verán afectados los vuelos con destino a Washington.