La federación turca de fútbol rechazó la solicitud del campeón Fenerbahce de jugar en la segunda división debido al escándalo de arreglo de partidos en el que está involucrado.

La federación anunció el sábado que el itinerario de la primera división "se mantendrá inalterado".

Fenerbahce solicitó el viernes ser descendido a la segunda división, dos días después que la federación lo excluyó de la Liga de Campeones debido al escándalo de arreglo de partidos.

Más de 30 personas, incluyendo el presidente del club Aziz Yildirim, han sido arrestadas como parte de la pesquisa por el supuesto arreglo de 19 partidos la temporada pasada.