Tras veintidós años de intensa presencia en publicaciones internacionales, el fotógrafo colombiano Ruven Afanador regresó a su tierra natal para mostrar en el Museo de Arte Moderno de Bogotá su esencia: ochenta retratos de personalidades como Hillary Clinton, la duquesa de Alba o Courtney Love.

Hasta el 9 de octubre, de las paredes de este museo bogotano, conocido como MamBo, cuelga una selección de imágenes escogidas por el propio artista llamada "Yo seré tu espejo, Ruven Afanador: 80 retratos", que definió "como un diario".

La muestra "es la esencia, la asocio totalmente con el espejo y conmigo", dijo en una entrevista con Efe, al explicar que además de retratos la colección incluye proyectos de sus libros temáticos "Torero" (2001), "Sombra" (2004) y "Mil besos" (2009).

El artista, nacido en la ciudad colombiana de Bucaramanga (noreste) en 1959, se mudó con su familia a Estados Unidos, y una vez que asumió la fotografía como forma de vida pasó por la meca de la moda de Milán (Italia) hasta definir Nueva York como su ciudad de acogida.

Por eso, la cesión de su retrospectiva más representativa al museo colombiano tiene un "muy grande significado", reconoció el fotógrafo al señalar que su país de origen siempre le ha resultado muy inspirador.

"Es algo que siempre he querido, dejar un legado acá en Colombia y que sea con este museo, que lo amo mucho, me parece bellísimo", apostilló.

Sus fotografías han sido tomados en distintos puntos del globo, y entre los retratados están la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, la aristócrata española Cayetana de Alba, el Nobel colombiano Gabriel García Márquez, o la cantante Courtney Love, viuda del líder de Nirvana, Kurt Cobain.

En todos ellos confluye su "mundo de fotógrafo", aseguró, para determinar que surgen de la búsqueda de "algo atemporal", lo que representa su visión del individuo con "mucha más alma" que la de un simple retrato bello.

Así, Love quedó plasmada semidesnuda, recostada sobre un ladrillo, de espaldas a la cámara y fumando un cigarrillo, en una instantánea que ocupa un peculiar pero pertinente espacio para no pasar desapercibida en la exposición: la escalera.

Los trabajos de Afanador, siempre en blanco y negro, resultan de "mucha preparación visual", pues, según comentó, examina con detenimiento las fotos y actividades de cada personaje, y crea "una selección de imágenes que son referencias para esa toma".

De todas las piezas de la muestra, que pasarán a formar parte de la colección permanente del MamBo, el artista identificó una de ellas entre las más significativas, ubicada al inicio del recorrido.

"Envuelve, me define mucho. Explica mucho a la persona que la ve sobre mí", observó sobre esa foto, que representa a una mujer en una playa con un barco de fondo y un verso del poeta chileno Pablo Neruda: "Y fue a esa edad que llegó la poesía a buscarme. No sé. No sé de donde salió. De invierno o río. No sé cómo ni cuándo".

Afanador se confiesa admirador del influyente fotógrafo de moda estadounidense Irving Penn, fallecido hace dos años, además de otros colegas como Steven Meisel, Annie Leibovitz y Peter Lindbergh.

"Los admiro muchísimo porque su obra es muy atemporal y en cada fotografía que veo de ellos se siente cuánto trabajaron para lograrla", apostilló.

Con ellos compartió el auge de la moda en Nueva York, a inicios de la década de los 90, donde trabajó para firmas como Christian Dior, L'Oréal, Yves Sant Laurent, Óscar de la Renta, Lancôme, Victoria's Secret o Carolina Herrera; además ha dirigido vídeos musicales de artistas como Lenny Kravitz.

Ante su cámara han posado Val Kilmer, Liam Neeson, Liz Hurley, Beyoncé, Eva Longoria, Jennifer López, Salma Hayek, Sandra Bullock, Mónica Bellucci, Nicole Kidman, Jennifer Aniston, Celine Dion, Jane Fonda, Linda Evangelista, Christina Aguilera, Michael Jordan, Al Pacino, Robert de Niro, Penélope Cruz o Antonio Banderas.