El primera base Brent Lillibridge pegó jonrón de dos carreras en el quinto episodio y el abridor Jake Peavy trabajó seis sólidos episodios para acreditarse el triunfo al llevar a los Medias Blancas de Chicago a una victoria por 4-2 sobre los Marineros de Seattle.

Los Medias Blancas detuvieron una racha de dos derrotas seguidas apoyados por Lillibridge (12), que conectó de vuelta entera en el quinto episodio, llevando a un corredor en el camino.

En el montículo la victoria se la acreditó el abridor Jake Peavy (6-6) en seis entradas, permitió siete imparables, un jonrón, dos carreras, dio tres bases y retiró a ocho por la vía del ponche.

Por los Marineros el receptor dominicano Miguel Olivo (16) se voló la barda en el segundo episodio, sin corredores en circulación.

Olivo conectó de vuelta entera sobre los lanzamientos de Peavy, a quien le sacó la pelota del campo, sin corredores en circulación, ni outs en la pizarra.

La derrota la cargó el abridor Charlie Furbush (3-6) en cinco episodios, permitió seis imparables, un jonrón, cuatro carreras, dio dos pasaportes y retiró a cuatro por la vía del ponche.