Wall Street cambiaba hoy el rumbo bajista del inicio de la jornada y hacia la media sesión el Dow Jones de Industriales subía un sólido 1,36 % después de que el presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, dijera que considerará nuevas medidas de estímulo en septiembre.

Ese índice, la principal referencia del parqué neoyorquino, sumaba hacia el ecuador de esta última jornada de la semana 151,82 puntos hasta las 11.301,64 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 ascendía el 1,61 % (18,66 puntos) hasta los 1.177,93, y el índice compuesto del mercado Nasdaq subía el 2,37 % (57,24 puntos) hasta las 2.476,87 unidades.

El parqué neoyorquino, que inicialmente había reaccionado con números rojos a las palabras de Bernanke ya que no apuntaron a medidas inmediatas de estímulo, se teñía de verde a esta hora ante la esperanza de que el banco central estadounidense las considerará en su reunión mensual de septiembre.

"El comité seguirá evaluando las perspectivas económicas a la luz de la información que llega y está preparado a desplegar sus herramientas según sea necesario para promover una recuperación económica más firme en el contexto de una estabilidad en los precios", dijo Bernanke en su reunión a puerta cerrada en Jackson Hole (Wyoming).

Las palabras provocaban ahora un ánimo comprador que contrastaba con las ventas de la mañana, cuando los inversores se habían visto afectados por la noticia de que la economía de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 1 % en el segundo trimestre del año, según informó el Departamento de Comercio, que revisó a la baja su primer cálculo de un crecimiento del 1,3 %.

Así, a esta hora todos los componentes del Dow Jones se colocaban en terreno positivo, con excepción del fabricante de productos para el hogar Procter & Gamble (-0,10 %) y la farmacéutica Merck (-0,03 %).

En el lado de los avances se colocaban la tecnológica Microsoft (3,01 %), el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (2,65 %) y la aeronáutica Boeing (2,62 %), esta última un día en el que se preparaba para conseguir el visto bueno de las autoridades estadounidenses para empezar a comercializar su 737 Dreamliner.

También subía Bank of America (1,96 %), un día después de haberse disparado el 9,44 % a raíz de la inversión de 5.000 millones de dólares de Berkshire Hathaway en la entidad financiera, y en una jornada en la que se publicó que el mayor banco de EE.UU. planea deshacerse de al menos la mitad de su participación en el China Construction Bank.

En el mercado Nasdaq el gigante tecnológico Apple subía un sólido 2,14 % a pesar de que hace dos días su co-fundador y consejero delegado, Steve Jobs, dimitió de su cargo.

Por su parte las acciones de la canadiense Research In Motion que cotizan en el Nasdaq subían el 3,33 % después de que anunciase la creación de BBM Music, un servicio de música "en la nube" para los usuarios de Blackberry Messenger que contará con el catálogo de las discográficas más importantes.

La joyería Tiffany & Co. se disparaba el 7,08 % después de haber presentado unos resultados que superaron las expectativas de los inversores de Wall Street.

En otros mercados, el petróleo bajaba a 85 dólares por barril, el oro subía a 1.785,3 dólares la onza, el dólar perdía terreno frente a otras monedas como el euro (que se cambiaba por 1,4481 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años retrocedía al 2,18 %.