El gubernamental Partido Socialista y la principal fuerza de la oposición en España, el Partido Popular (PP), deben registrar hoy en el Parlamento el acuerdo alcanzado esta madrugada para reformar la Constitución a fin de incluir un límite de déficit público.

Mientras tanto, continúan los esfuerzos para sumar a otras fuerzas políticas a este pacto, que, finalmente, ha dejado las cifras concretas de endeudamiento para una futura ley.

Después de las intensas negociaciones mantenidas en los dos últimos días, el Partido Socialista y el PP cerraron esta madrugada el acuerdo para reformar la Constitución y establecer una disciplina de equilibrio presupuestario de las administraciones públicas.

Asimismo, acordaron un documento marco para una futura ley orgánica, que fijará en un 0,4 por ciento el déficit estructural global máximo del conjunto de las administraciones públicas.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el pasado martes su propuesta de modificar la Carta Magna en ese sentido y dijo que lo había pactado con el líder del PP, virtual ganador de las próximas elecciones generales previstas para noviembre, según todas las encuestas.

Por el momento no ha sido posible sumar a otras fuerzas parlamentarias, informaron a Efe fuentes socialistas.

Con este consenso, el techo de déficit y deuda se saca fuera de la reforma de la Carta Magna, que no recoge ninguna cifra a este respecto, tal y como pretendía el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Las concreciones se dejan para la ley orgánica que tendrá que ser aprobada antes del 30 de junio de 2012, que fijará en un 0,4 por ciento el déficit estructural global máximo del conjunto de las administraciones públicas a partir de 2020.

Se distribuiría del siguiente modo: el déficit estructural en que podrá incurrir el Estado no superará el 0,26 por ciento del Producto Interior Bruto nacional, en tanto que el déficit estructural en que podrá incurrir cada región no podrá superar el 0,14 por ciento de su PIB.

Las entidades locales deberán presentar equilibrio presupuestario.

La reforma de la Constitución debe llegar hoy al registro del Congreso de los Diputados (cámara baja del Parlamento español) para poder poner en marcha los mecanismos de su tramitación y que durante la próxima semana haya tiempo de aprobarla con carácter de urgencia y por la vía de lectura única.